01/08/2017

Paraguay: La educación en el siglo XXI - Conversatorio de Bernardo Toro

El texto a continuación es un compendio de extractos de la charla realizada el viernes 21 de Julio en el World Trade Center, Asunción, con motivo de la visita de Bernardo Toro e inaugurando el ciclo de Charlas ¿Cómo puede el sector privado liderar las grandes transformaciones sociales? Bernardo Toro fue presentado por Juntos por la Educación y DENDE (Desarrollo en Democracia)

Bernardo Toro en el conversatorioMarcial Diaz

La actuación ética: competencia fundamental

En el ámbito económico de un país, no sirve el solo hecho de tener dinero para invertir: si se tienen los recursos suficientes pero no se usan en función del bienestar de la población, tales recursos no sirven de nada. Podemos aplicar los mismos conceptos a cualquier escenario, preguntándonos si lo que estamos haciendo hace bien al mundo, a nuestra sociedad. Las soluciones a problemas como estos deben partir de personas que tengan en el centro de su vida a la ética. La ética no es algo extraño; es una práctica, como barrer - de repente, un día uno barre mal y al día siguiente bien, pero, a pesar de esto, con la práctica uno va mejorando consistentemente. Tenemos que preguntarnos si lo que estamos haciendo, por más pequeño que sea, sirve, por ejemplo, para aumentar la vida digna y cuidar los bienes ecosistémicos al menos del lugar donde vivimos. Cualquiera sea el proyecto que diseñemos para la educación, entonces, tiene que tener en el centro a la ética, porque sin ésta, la educación en sí no sirve de nada.

 

Las competencias fundamentales

1.     Altas competencias en lectura y escritura.

2.     Altas competencias en cálculo matemático.

3.     Competencias para entender el lenguaje científico.

4.     Competencias para la comunicación y manejo tecnológico.

5.     Educación financiera.

6.     Educación cívica y ciudadana.


Cómo está conectada la ética con las habilidades más específicas

La única razón de ser de la vida es la vida buena. Todo lo que uno lucha y hace es para vivir bien, es decir, tener formas de sobrevivir, convivir, producir, y darle sentido a la vida. Eso es dignidad humana. Si todo lo que hacemos no está orientado a la dignidad humana, estamos perdidos. Los grandes tiranos y explotadores han sido críticos. Entonces, la criticidad puede ser perversa. La única manera que el humano puede ser crítico en función del bien es a través de la ética.


El punto de partida para avanzar con vistas al mañana

La única manera de hacer esto es que el Ministerio de Educación y Ciencias del Paraguay, apoyado por toda la sociedad, tome la decisión de dejar el sistema de clase magistral y adopte la enseñanza a través del trabajo colaborativo en grupo. Este sistema colaborativo enseña democracia, participación, que otro puede tener razón, continuidad, persistencia, a investigar, a preguntar, sin sermones de ningún tipo - solo con el modelo. Pero esta decisión tiene que ser una decisión del sistema, no de solo un colegio o curso. Tiene que ser un acto político apoyado por toda la sociedad.


                                                                                                                                                                            Por Alejandro Scelfo

(El artículo completo puede leerse en Diario 5 días http://www.5dias.com.py/96772-educacion-para-el-siglo-xxi)